Menu

UN MODO DE CRECER Y UN ESTILO DE VIVIR, INTEGRANDO LOS VALORES HUMANOS Y EVANGÉLICOS

Los Grupos Nazaret son un espacio de crecimiento humano y cristiano para niños, adolescentes y jóvenes, a partir de su realidad y de su experiencia, donde expresar su visión del mundo, compartir sus inquietudes, sus deseos y sus sueños. Un lugar donde relacionarse con otros, crecer en amistad y vivenciar la pluralidad presente en el mundo de hoy. Un ámbito donde celebrar la vida y la fe con sus palabras. Una oportunidad para ser protagonistas de su historia y de su proceso.


Son también un camino para crecer en los valores de Nazaret, valores especialmente significativos en nuestro mundo (trabajo, oración, fraternidad, servicio, alegría, solidaridad…) e iniciar a los niños en el contenido novedoso y alternativo del Taller de Butiñá, fundador de la Congregación.
En este camino, queremos ayudarles a descubrir la importancia de la vida cotidiana y el valor transformador de un trabajo bien hecho, compartido y cooperativo, en el que cada uno da lo mejor de sí mismo y sale al encuentro de los demás.
Por todo esto, los Grupos Nazaret son una alternativa para niños, adolescentes y jóvenes, donde imaginar un nuevo mundo posible y empezar a construirlo comenzando por su entorno más cercano, siempre de la mano de Jesús de Nazaret.

¿Para quién?

  • Para la Iglesia como camino ofrecido a los jóvenes desde la espiritualidad josefina, al servicio del mundo del trabajo.
  • Para la familia josefina, como plataforma específica de Pastoral Juvenil, desde la que Hermanas y laicos nos sentimos llamados a suscitar el Carisma josefino entre los jóvenes.
  • Para todos los adolescentes y jóvenes interesados, que buscan una propuesta alegre, un espacio para compartir y que desde ahí pueden descubrir la llamada a vivir de un modo auténtico al servicio de los demás, siguiendo a Jesús en Nazaret.

Y… ¿Cómo se hace el camino?

Los Grupos Nazaret se estructuran en tres etapas:

  • Primera Etapa: centrada en torno a la llamada, a partir de 10 años.
  • Segunda Etapa: centrada en torno al servicio, a partir de 13 años.
  • Tercera Etapa: centrada en torno al compromiso y la opción, a partir de 17 años.

En la Congregación, estas etapas reciben nombres diferentes, que responden a la distinta realidad de los lugares donde están las Hijas de San José y que deben ser significativos y dicientes para los niños y jóvenes. También en cada lugar los distintivos de cada etapa pueden ser diferentes.
La edad de inicio de cada etapa es un criterio solamente orientativo, ya que entendemos que se trata de un único proceso formativo con unos objetivos de etapa, que una vez logrados, marcan el paso a la siguiente.

En cada etapa se viven, de manera progresiva, tres compromisos:

  • Oración constante: Que descubran en Jesús de Nazaret la plenitud del sentido de la vida; que encuentren en Nazaret una espiritualidad desde la que valorar y profundizar la dimensión celebrativa de la vida, expresada en la vivencia festiva de los sacramentos.
  • Trabajo responsable: Que encuentren sentido en todo lo que realizan, que desde su trabajo generoso y responsable experimenten la posibilidad de construir una sociedad nueva, que se distinga por la búsqueda constante de la justicia, la paz, la solidaridad. Que se inicien y vayan creciendo en la posibilidad de hacer oración de su trabajo.
  •  Fraternidad creciente: Que vivan el sentido de grupo, la alegría de estar y celebrar con los demás, las actitudes de acogida, compartir, perdón, cooperación…

Además se proponen también unos contenidos que se presentan en relación con los objetivos específicos y conllevan una triple dimensión de:

 

  • Conceptos o temas que se desarrollan y que suponen un “saber”.
  • Procedimientos, que serían los modos de desarrollar estos contenidos y que suponen un “saber hacer”.
  • Actitudes que se pueden trabajar y que constituyen el “saber ser”.
volver arriba

Estadisticas

Usuarios en Linea

Hay 7 invitados y ningún miembro en línea